Tecnología lo llaman…já

julio 9, 2007

Despues de lo publicado por mi estimada compañera Miss Thermomix, verguenza me dá contar lo que a esta humilde colaboradora le aconteció ayer. Sólo la fidelidad debida a Miss Pepa y a este blog me obligan a superar la verguenza.

Sucedió, pues, que…

… Arco Iris está este mes cuidando a la tía abuela Gertrudis. La tía abuela Gertrudis es el castigo que Dios ha impuesto a la familia Arco Iris no se sabe muy bien por qué. El caso es que tía abuela Gertrudis tiene doce sobrinos, y cada sobrino cuida a tía abuela Gertrudis un mes al año. Hace mucho que tía abuela Gertrudis desheredó a Arco Iris por mor de su lesbianez, pero a los once primos no les parece que este sea motivo para excluirla también del deber de cuidadora.

Tía abuela Gertrudis vive en un pueblo de Cuenca donde no hay nada. Ni río, ni pajar, ni plaza del pueblo, ni mucho menos cine ni bares. Está, eso sí, el teleclub que sobrevive para que la generación de tía abuela Gertrudis vaya a ver “el parte” todas las noches. En realidad da igual, porque ArcoIris tampoco podría disfrutar de ninguna diversión que el pueblo pudiera ofrecer, porque allí está tía abuela Gertrudis para impedirlo.

Este año, como novedad, hay cobertura para el móvil en el pueblo. Por eso se me ocurrió alegrar la velada de Arco Iris con unos mensajes picaruelos.

Y allí estábamos, alegremente, mensajeando guarradillas cuando tuve una idea aún mejor si cabe: fotografiarme las tetas con mi mismo móvil y enviarselas. En ese momento parecía muy buena idea, ya digo.

Tras varios ensayos conseguí una foto perfecta bien encuadrada y definida, nada borrosa, y la envie acompañada de lo que yo juzgué, un ingenioso texto. A saber:

H, a k no sbes d kien son????

Y… no sé… Debió de ser el calor del momento… O mi subconsciente… Qué sé yo… el caso es que le dí a un botón… y no me pregunteis cómo… Pero mandé mis tetas a toooooda la agenda…

A mamá, a papá, la mis hermanos, a mi jefe, a la subdirectora, al profesor de inglés, a amigos que hace años que no veo, a los que veo todos los días, al fontanero, al de la tienda de sofás, a mi dentista, a una señora que limpia en casa de mi madre…

Y todos, sin excepción, sabían responder a la pregunta.


A las arrrrmass!

julio 6, 2007

Hola a todas. Me llamo Bianka Rrreifsneiderrrr, tengo ochenta y trrres años, y he enterrado a dos marridos y a catorrrse gatos. Puede que rrrecorrdéiss que Frrräulein Pepa me prrresentó hase algunas semanas. No he podido venirrr antes porrr un pequeño prrroblema con la justisia que he tenido que solusionarrr. Mejorrr me ahorrro los detalles.

Comprrrenderrréis que mi época no errra como la de ahorrra, perrro hase ya unos años desidí que ya errra horrra de rrrecuperrrarrr el tiempo perdido. Vendí mis trrres mansiones, despedí a mi mayorrrdomo, comprrré una carrravana y desde entonses me dedico a viajarrr porrr el mundo parrra orrrganisarrr prrrotestas. Últimamente le he cogido el gusto a vuestrrro país, así que pasarrré aquí unos meses porrrque veo que hay mucho porrr haserrr.

Irrré publicando las convocatorrrias de mis actividades parra que podáis unirrros a la causa. De momento, la prrrróxima es la siguiente:

“PORRR EL DERRECHO DE LAS LESBIANAS A HACERRRSE EL DOBLADILLO CON IMPERRRRDIBLES EN TORRREJÓN DE ARDOSSS”

Como siempre, me encadenarrré desnuda a la farrrola de la plasa del Ayuntamiento a parrrtirrr de las 17 horras, el prrróximo domingo 8 de julio.


Micropoemas (VI)

julio 5, 2007

Hoy, para las románticas:

Me quiere
No me quiere
Me quiere
No me quiere
Clavo mi pupila en la pupila
(que en mi poema es marrón)
de una mujer paliducha
con culo despampanante
Y le digo, solemne:
¿Y si follamos y nos dejamos de mamarrachadas?

Que sepáis que sois todas unas estrechas.


Así que (3)

julio 3, 2007

As que (3)

(Olga es la autora de la bitácora La broma, centrado en ‘activistas y ONG, periodismo social y lesbianismo’, y mantiene actualizada la comunidad de blogs y lesbianismo Lesboblogs. Tomo prestada una de sus tiras cada martes.)


Hola, soy Dallow

julio 2, 2007

Hola, me llamo Dallow, diminutivo de Dalloway. Soy la clásica bollo corriente.

Cuando tu madre tiene la genial idea de bautizarte Dalloway lo normal es que salgas lesbiana. Os preguntareis… Pero, hija mía ¿cómo te ha caído en suerte semejante nombre? Pues por culpa de la tómbola parroquial. Estaba mi madre embarazada cuando en la tómbola parroquial le tocaron las obras completas de Virginia Wolff. Y… Halaaa, todo el embarazo con Virginia. Y el caso es que yo me adelanté un mes… y no tenían aún pensado mi nombre… Y mi madre soltó lo primero que se le vino a la cabeza… Que fue lo último que había leído… Dalloway…

Y es un nombre que te impide pasar desapercibida, y mucho menos en el mundo bollo. Porque si en una habitación hay cien mujeres es fácil para mí reconocer a las diez lesbis: son las diez que levantan sus diez cejas (izquierda o derecha, según sean zurdas o no) y se miran entre ellas cuando digo mi nombre.

Y así, a lo largo de mi vida, innumerables bollos han intentado ligar conmigo por mi nombre. Mi especialidad, ya lo supondreis, es el bollo pedante.

Y no es que yo no quiera ligar, pero es que soy de ciencias. Y lo que yo quiero hacer en los bares es bailar y beber. Que no quiero hablar de literatura inglesa. Que no quiero debatir sobre la historia del feminismo. ¡¡¡Que yo lo que quiero es cogerme un ciego y morrearme con una que esté bien buena!!! Pero nada, no hay manera, es que digo mi nombre y allí está el bollo intelectual, dispuesta al diálogo… Y allí está, el culo del bollo gimnástico, alejándose…

Madre, ¿por qué no me llamaste Navratilova?


La Srta. Dallow y Miss Thermomix

julio 1, 2007

Señoras, me complace muchísimo anunciarles las nuevas incorporaciones de esta semana:

La Srta. Dallow se esfuerza a diario por llevar una vida de lo más normal y corriente, pero posee una habilidad especial para meterse en las situaciones más disparatadas una y otra vez. Seguiremos sus aventuras a través de la sección ¿Por qué yo, Señor?

Por su parte, Miss Thermomix se convertirá a partir de ahora en el punto de referencia de toda bollo que quiera dárselas de moderna, en su afán por conciliar tortillas y tecnología. Pero no se crean que se quedará sólo en la cocina, no. Ya verán como en pocas semanas les será imposible pasar sin ella. Su sección: Enchúfate.

Buena suerte a las dos y bienvenidas.


28 de junio

junio 28, 2007

Me ha llamado mi madre esta mañana a las 6 para felicitarme. Como yo estaba un poco dormida, le dije que no era mi cumpleaños ni nada, pero que si quería podía regalarme esa falda de cuadros tan mona que vimos el otro día en un escaparate. Lo mismo colaba. Pero no, que no era eso. Que hoy tenía que celebrar que era el Día del Orgullismo, o algo parecido. Que tenía que estar muy contenta.

Total, que me he levantado en seguida y me he puesto a pensar en todas las cosas de las que estoy orgullosa, que supongo que de eso irá la cosa. Esta es la lista que me ha salido:

  • Del puzzle de 24 piezas que terminé este fin de semana. Yo sola.
  • De conseguir que el director de mi banco me rebajara la hipoteca el día que salí de casa sin sujetador. Se puso tela de contento al verme, no sé por qué.
  • De haber dejado de fumar doce veces ya en lo que va de año. Y dentro de nada lo hago otra vez.
  • De ser capaz de decir, por fin, “supercalifragiliptiloespialioso”.
  • De empezar a leer libros de esos que no tienen dibujitos. Ayer abrí uno, y ya voy por el índice.
  • De haberle gastado una broma a la chica del gimnasio nuevo. No sólo se piensa que voy a ir después de pagar la cuota, sino que además ni siquiera sospecha que ya estoy apuntada a otros tres.
  • De mi loro Perico, que no comete faltas de ortografía cuando le dicto los posts para que no se enfade Pepa.

Cuando se me ocurran más ya lo digo, ¿vale?