Conspiración.

junio 18, 2007

Aunque ustedes no lo crean, el título de esta bitácora es mucho más que un (ingeniosísimo) juego de palabras. Gracias a él hemos conseguido infiltrarnos en los primeros puestos de algunos buscadores como Google, para conseguir lo que la Dra. Caos consideraría un “ataque subversivo desde dentro”.

Cada día nos llegan entre 5 y 10 visitas de amas de casa despistadas que, inocentes, no buscan más que una mísera receta de pan. Hagan cuentas y verán que eso puede llegar a convertirse en una cantidad considerable de visitas a lo largo del año.

Pues bien, les propongo a todas ustedes que aprovechen los comentarios de este post para saludar a esas pobres señoras, que pueden ser perfectamente sus madres, sus tías, sus vecinas. Para convencerlas de que estos bollos son, como mínimo, igual de buenos que los otros. De que ellas también son bienvenidas a esta web. De que no mordemos, y vivimos en la misma sociedad de la que ellas forman parte. Incluso dejen alguna receta de cocina, si les apetece, para que no se vayan con las manos vacías.

Cambiemos el mundo, o al menos, intentémoslo un poco.