Ciega

La srta. Virtudes es la secretaria del departamento. La srta. Virtudes es sin duda la más antigua en la oficina. Mi oficina está en un edificio que se construyó en el solar donde antiguamente estaba el Sepu. Hay quien dice que la srta. Virtudes es, en realidad, una dependienta del Sepu que no se dió cuenta de que derruían el Sepu, y se quedó y resurgió como secretaria en la oficina. No sé, puede ser.

La srta. Virtudes no hace nada, porque hace diez años le cambiaron su máquina de escribir por un ordenador y decidió que para cuatro días que le quedaban, no le merecía la pena aprenderse esa máquina. Y así, con los cuatro días, lleva ya diez años.

A la srta. Virtudes le interesa mucho nuestra vida personal, porque como ella misma dice, es como una madre para nosotras. Y nos pregunta siempre por los maridos, los novios, los hijos… La srta. Virtudes no se ha enterado que soy lesbiana.

Y a mí me parecía mal que no lo supiera, porque la pobre srta. Virtudes estaba haciendo ya un ridículo muy grande preguntándome siempre que volvía de vacaciones si “había conocido a alguien” o recomendandome a su sobrino Ramón, que es dentista y está soltero.

Así que me decidí a aclararle mi situación vital. Y el viernes, a la salida de la oficina, cuando me deseaba “suerte” para este fin de semana, le dije: No se preocupe más srta. Virtudes, que no necesito suerte, que ya he tenido suerte, que soy lesbiana y tengo una novia muy maja, que se llama Arco Iris, si quiere ya se la presento la semana que viene.

Y la srta. Virtudes me contestó: No te preocupes, hija mía, que seguro que en seguida encuentras algún mozo por ahí, si tu eres muy guapa, mujer, y muy simpática…

Y yo: Que no srta. que no quiero ningún mozo, que yo soy más de mozas, ya ve usted.

Y ella: y si no ya sabes, que Ramón está deseando conocerte, y tiene una consulta bien buena. y le podrías llevar tú las cuentas…

Y yo: Que no srta., de verdad, que soy bollo, bollo de las de verdad, de las de toda la vida…

Y ella: Y que tampoco pasa nada por quedarse soltera ¿eh?, miramé a mí, con mis sobrinos, ni un día paso sola

Y yo: no, si yo no estoy sola, que tengo a Arco Iris…

Y ella: pues claro mujer, no hay que desanimarse, que tú has de encontrar novio, y te has de casar claro que sí…

Y yo: sí, con Arco Iris me casaré cualquier día de estos.

Y ella: Con un buen mozo te he de ver yo salir de la iglesia, ayyyy, lo que voy a llorar yo ese día, con lo llorona que soy yo en las bodas…

Y yo: que Arco Iris es una mujer, UNA MUJERRRRR

Y ella: bueno cariño, me voy, que me está esperando Ramón para llevarme al cine. ¿Por qué no te vienes y os conoceis ya de una vez?

Y yo: Es que ya he quedado, srta Virtudes, otro día será.

Y es que no hay peor ciego que el que no quiere ver

Anuncios

6 Responses to Ciega

  1. Boopit dice:

    Y si por la oficina te presentas un día con una camiseta “arriba el rollo bollo”, una pulsera de arco iris, llevas a tu novia y os pegais un morreo delante de la Srta.Virtudes? aún así seguiria con esa conversación automática?
    O es del rollo terminator y cuando sale el tema suelta un “no computa, no computa..”
    Aún te diria que está bien practicar como se besa con amigas pero que tendrías que encontrar un buen mozo, casarte con él y darle muchos churumbeles.. desde luego la salida del armario con una reacción más surrealista que he leído nunca…

  2. Simons dice:

    Hombre, yo he visto cienes y cienes de casos así en la vida real. Menos mal que a mí nunca me ocurrió, porque lo mismo le acabo atizando con un objeto contundente a la pava.

  3. Fahr dice:

    Eso mismo me pasaba al principio con mi madre. Un día me entraron unas ganas irresistibles de asesinarla, hasta que al final lo asimiló. Pero me han pasado más veces…

  4. Bollicao dice:

    Yo: mamá, soy lesbiana.

    Mamá: “Hija eso es porque aun no has conocido a un buen hombre, que te cuide y quiera”

    Yo: No si, chicos a mi alrededor que quieran que les quiera y les cuide hay un montón, pero yo no quiero que me cuiden ni me quieran….ni quiero hacer lo mismo con ellos….

    Mamá: “Hija es que aun eres joven y no sabes lo que quieres”

    Yo: Claro que lo sé mamá, lo sé desde que deseaba a las mujeres como algo más que amigas…desde que pasé una primera noche con una primera mujer…

    Mamá ” Por dior, bollicao no digas tonterías eh ¿? ¡¡Estás confundida!!

    Yo: ¡Ay, si claro! que tonta estoy, ya me confundí en lo que va de año 7 veces…

    Creo que hay más Srtas, Virtudes de las que ellas mismas se piensan…si es que se piensan alguna vez…:-)

  5. marga dice:

    Muy divertido, y bien contado, me reí mucho… Creo que resume las experiencias de muchas de nosotras.
    Ah! y están los otros “ciegos” que van por la calle llamándole a tu chica “Señor”… no importa cuánto se los aclare(s)… seguirán dirigiéndose a ella en “masculino”. Mentes “cortitas”… o “ciegos mentales”… en fin…
    Salu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: